El seguro de hogar en la vivienda de alquiler
16768
post-template-default,single,single-post,postid-16768,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

¿Deber o posibilidad de contratar seguro en vivienda alquilada?

abogados-en-sevilla

01 Feb ¿Deber o posibilidad de contratar seguro en vivienda alquilada?

Han sido numerosas las ocasiones en la que he oído a amigos, conocidos y familiares comentar que su casero/a les obliga a contratar un seguro de hogar con la firma del contrato de alquiler de su piso o casa; pero, ¿es obligatorio sí o no?

Desde este momento hemos de indicar que la contratación no es un deber sino una facultad. Es decir, el inquilino puede elegir contratar o no el seguro; a diferencia de lo que ocurre con los automóviles, la Ley española no exige a los arrendatarios de vivienda la contratación de un seguro de hogar. No obstante, y dado el régimen de responsabilidades que se deriva de la posición como arrendatario del contrato, su contratación es altamente recomendable.
Seguidamente dejaremos señalado qué coberturas serían necesarias en este tipo de aseguramiento en relación a las responsabilidades que podrían derivarse, y a quién correspondería su abono en el caso de que se procediera a la contratación del mismo.
La cobertura de los seguros de hogar, lo es, básicamente por los siguientes conceptos:
— Continente: el continente de la vivienda está intrínsecamente relacionado con la estructura de la misma, con todo lo que forma parte de ella (instalaciones, techo, paredes, suelos, puertas y ventanas…).
— Contenido: el contenido, sin embargo, está relacionado con todo lo referido al mobiliario, electrodomésticos, decoración y ornamentación.
— Responsabilidad civil: en este apartado el aseguramiento va dirigido a las repercusiones que los daños provoquen en terceros (v.gr. humedades en tejado por inundación del piso superior).
Las responsabilidades cubiertas, por tanto, serán daños estructurales de la vivienda, robo de mobiliario, aparatos electrónicos, obras de arte, etc. y el daño que puedan sufrir los terceros por el riesgo acontecido en el ámbito del continente/contenido de la vivienda.
Pero, ¿quién ha de afrontar qué? La respuesta a esta pregunta ha de observarse a raíz de la naturaleza jurídica del arrendamiento o alquiler, pues lo que se cede es el uso y disfrute de la vivienda y no así la propiedad. Extrapolando esto al ámbito de los seguros, será el arrendador el que haya de contratar póliza por el continente, por lo que, el arrendatario habrá de hacerlo por el contenido y la responsabilidad civil, y no sólo de cara a ser resarcido en caso de un hipotético robo, sino para el caso de que el daño afecte a un tercero, o bien que el propio vecino te reclame por el daño o que la aseguradora de éste se dirija contra ti para ver reparado el gasto que ha tenido que afrontar.
Por ello, y con total independencia respecto de cualquier entidad aseguradora, desde López de Castro, aconsejamos la contratación de los seguros, tanto cuando nos encontremos en la posición de arrendador, como cuando nos encontremos en la posición de arrendatario.

Juan Carlos Guerrero Marín. Abogado en López de Castro Abogados
López de Castro Abogados.

es.linkedin.com/in/juancarlosguemar

@juaguemar

No hay comentarios

Post A Comment