Responsabilidad penal por causar lesiones a un tercero.
17943
post-template-default,single,single-post,postid-17943,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Responsabilidades penales por causar lesiones a un tercero.

abogados Sevilla, abogado laboralista Sevilla, colegio de abogados, abogado divorcio Sevilla, divorcio express, herencias en Sevilla, divorcio Sevilla, web de abogados, abogacía,despachos de abogados en Sevilla, abogado penalista, honorarios abogados, abogados criminalistas, despacho jurídico, bufete jurídico, despachos abogados Sevilla, abogados preferentes, abogados de divorcio, abogados divorcio, abogado comercial, bufete abogados, abogados derecho penal, abogados matrimonialistas, abogado administrativo, bufete abogados Sevilla, web abogados, despacho de abogados Sevilla,

14 Oct Responsabilidades penales por causar lesiones a un tercero.

Verse envuelto en un proceso penal por hechos que son constitutivos de lesiones se trata de una cuestión muy habitual en la práctica, ya sea como víctima o como responsable de las mismas.

La calificación jurídica de las lesiones se trata de una cuestión capital ya que de esta va a depender la responsabilidad penal que se exija al responsable.

HASTA EL 30 DE JUNIO DE 2.015

Hasta la entrada en vigor de la LO 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, la responsabilidad penal por causar lesiones a otra persona dependía de la gravedad de las mismas y en consecuencia de si las lesiones eran constitutivas de un delito de lesiones del art. 147 del C.P. o de una falta del art. 617 del C.P. cuando la lesión que no fuese de las definida como delito en el Código Penal.

Hasta entonces la diferencia en la calificación de los hechos era de gran relevancia ya que:

-El delito de lesiones del anterior art. 147.1  llevaba aparejada una pena de prisión de 6 meses a 3 años, así como los correspondientes antecedentes penales por la conducta.

– Mientras que la falta de lesiones tan solo llevaba aparejada una pena de multa de 1 a 2 meses o de localización permanente de 6 a 12 días, sin que se generasen antecedentes penales para el responsable.

 DESDE EL 1 DE JULIO DE 2.015

Sin embargo, con la entrada en vigor de la LO 1/2015, el 1 de julio de 2.015, desaparecen del texto punitivo las faltas de lesiones, creándose una nueva categoría de delitos; delitos leves. Esta reforma hace que  hechos que anteriormente podían ser constitutivos de falta de lesiones, ahora pueden constituir un delito leve de lesiones, ya que se pasan a prever como delito leve conductas tan penalmente irrelevantes como es: causar una lesión distinta a la prevista en el art. 147.1 C.P. o golpear o maltratare de obra a otro sin causarle lesión.

En todo caso, si estas lesiones, anteriormente constitutivas de falta, hoy constitutivas de delito leve, estuviesen pendiente de enjuiciamiento, se seguirán tramitando conforme a la antiguo procedimiento de faltas, ya que nuestro Ordenamiento impide aplicar las normas penales con carácter retroactivo, salvo que estas fuesen más favorables para el reo, lo cual no ocurre en estos casos en los que, los delitos leves, frente a las faltas, llevan aparejados antecedentes penales.

Lo que si debemos tener claro es que aquellas lesiones que fuesen cometidas con posterioridad al 1 de julio de 2015 tan solo podrán ser calificadas como delito de lesiones, ya fuese leve, menos grave o grave, según la pena, pero nunca como falta.

LA CALIFICACIÓN Y LA PENA:

Como exponíamos al inicio de esta entrada, la calificación jurídica de los hechos como (i) delito de lesiones del art. 147.1 o (ii) delito leve de lesiones del art. 147.2 del CP es trascendental pues, mientras que el primero lleva aparejada una pena de carácter menos grave con pena de 3 meses a 3 años de prisión o multa de 6 a 12 meses, el segundo lleva aparejado una pena leve, con multa de 1 a 3 meses.

La cuestión principal será dilucidar si las lesiones causadas son susceptibles de ser encuadradas dentro del art. 147.1 o 147.2 CP, entrando dentro del tipo del art. 147.1 si las mismas, además de una primera asistencia facultativa, necesitan para su curación de un tratamiento médico o quirúrgico, sin que se considere como tal la simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión.

Aunque históricamente nuestra jurisprudencia no ha mantenido un criterio uniforme sobre la determinación de los puntos de aproximación como tratamiento médico o quirúrgico, en el tiempo actual puede detectarse una tendencia hacia la consideración de tales puntos de aproximación como tratamiento médico o quirúrgico, y así lo ha sostenido recientemente la Sala de lo Penal del TS en la Sentencia 519/2016, de 15 de junio de 2016, quien frente a lo sostenido por la Audiencia Provincial de Barcelona que consideró que la técnica de puntos de aproximación de los bordes de la herida producida, no constituye el tratamiento médico ni quirúrgico a que se refería el anterior art. 147 CP, calificando los hechos como una falta de lesiones del 617.1 CP, en la redacción entonces vigente, viene a concluir que:

«Si la aproximación de los bordes de una herida para favorecer la soldadura de los tejidos es una operación susceptible de realizarse en un solo acto, lo que cura realmente es la permanencia del cosido ejerciendo esa acción a lo largo de cierto tiempo, de manera que la intervención facultativa mantiene su actividad terapéutica durante todo ese periodo, en el que lesión resulta tratada quirúrgicamente, aun cuando deba hablarse de cirugía menor. Y tal criterio de proyección de la actividad terapéutica durante la permanencia de las grapas (aún en el supuesto de que no requieran ser retiradas ulteriormente) o de los adhesivos de aproximación, confirma la existencia de tratamiento más allá de la de primera asistencia; muy especialmente cuando además de procurar la soldadura de los tejidos, tratan de minimizar la cicatriz».

María Navarro García | Abogada en López de Castro Abogados Sevilla

¿Te ha resultado interesante el artículo? ¿tienes alguna duda? consúltanos dejándonos un comentario por redes sociales o en nuestra web.

María Navarro en Twitter

María Navarro en Linkedin

Abogados en Sevilla, Despacho de abogados en Sevilla, Abogados Penalistas en Sevilla, firma de abogados Sevilla

 

No hay comentarios

Post A Comment

6 + 10 =

X