Regulación contractual de los "Gamers" 
17879
post-template-default,single,single-post,postid-17879,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Regulación contractual de los «Gamers»

regulación-contractual-gamers

16 Sep Regulación contractual de los «Gamers»

Con el incipiente auge de los e-Sports, cada vez es más y más común saber de alguien que se dedica profesionalmente a jugar a juegos como: War of Warcraft (WoW), League of Legends (LoL), Counter Strike, son solo algunos ejemplos de videojuegos multiplayer.

La consideración profesional de los gamers ha revolucionado un sector de la Economía hasta hace poco en letargo. Progresivamente en nuestros círculos de relaciones se ha ido haciendo menos raro oír y comentar que un amigo, o el amigo de tal se dedican a jugar todo el día a la consola y cobran por ello. Sin embargo, no es objeto de sosiego el hecho de saber cómo estas personas se ganan el pan; es más, en muchas ocasiones, ni ellos mismos saben qué derechos les amparan.

Para abordar dicha cuestión, previamente, hemos de poner de manifiesto que la regulación normativa de este tipo de relaciones es deficitaria y, de momento, queda a expensas de la voluntad de las partes, lo que en muchas ocasiones, si bien no en todas, da pie a excesos por parte de los clubes y a que los jugadores, ante el desconocimiento, acepten condiciones de trabajo leoninas.

Actualmente las relaciones entre los clubes de e-Sports y sus jugadores en España se suelen articular mediante contratos mercantiles a través de los cuales los gamers son remunerados por la cesión de sus derechos de imagen. No obstante, dichos contratos no son atípicos sino que su extensión para regular una relación de tipo laboral sería del todo inadecuada. ¿Qué notas son características para entender que estamos insertos en una relación laboral?

  • (i) Regularidad.- En tanto en cuanto, que si bien los jugadores compiten cuando se celebran las competiciones, entrenan en los periodos en los que no participan en estas con habitualidad diaria junto al resto de compañeros de equipo y bajo la supervisión de un entrenador.
  • (ii) Ajenidad.- Queda contemplada desde el momento en el que el gamer siga percibiendo su remuneración con independencia de los resultados (o éxito) de su club; asimismo, se pone de relieve toda vez que el club se aprovecha de los jugosos premios que ganan los jugadores en las competiciones.
  • (iii) Dependencia.- El jugador queda sometido a las políticas, órdenes y régimen disciplinario del club, sin que sea necesaria una subordinación rigurosa y absoluta. (i) que, de quedar regulada simplemente por la cesión de derechos de imagen, podría llegar a considerarse una simulación de contrato laboral, toda vez que remunera la propia actividad del jugador.
  • Remuneración.- Los jugadores de e-Sports reciben una determinada cantidad de dinero por integrarse en el equipo y participar en las competiciones, situación que, de quedar regulada simplemente por la cesión de derechos de imagen, podría llegar a considerarse una simulación de contrato laboral, toda vez que remunera la propia actividad del jugador.

El gran vacío legislativo que existe en la materia en nuestro país, impide, además, la consideración de deportista profesional de los gamers de e-Sports, hecho este que podría implicar la regulación de la situación laboral bajo el amparo de los contratos especiales para deportistas profesionales. Consideración tal que haría y permitiría aplicar los beneficios legales, como tributarios (exenciones fiscales), subvenciones para deportistas, de seguridad social (cotización para prestaciones de desempleo o de jubilación), laborales –que, entre otras cosas, permitiría la cesión de jugadores entre clubes, como si de futbolistas se tratasen–. Es más, incluso se podría conseguir una consolidación y estructura federativa que fomente y desarrolle un sistema de participación y competición deportiva. Adecuación legal de las apuestas en dichas competiciones, posible participación en Juegos Olímpicos con la consiguiente proyección internacional… No obstante, el tema no es pacífico y bien podría ser objeto de otro post.

 Juan Carlos Guerrero Marín | Abogado

López de Castro Abogados.

 

es.linkedin.com/in/juancarlosguemar

@juaguemar

No hay comentarios

Post A Comment

X