Las redes sociales y la responsabilidad paterno-filial
17757
post-template-default,single,single-post,postid-17757,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Las redes sociales y la responsabilidad paterno-filial.

responsabilidad-fotos-menores-en-redes-sociales

12 Jul Las redes sociales y la responsabilidad paterno-filial.

En los últimos años, el avance de la tecnología y la proliferación de redes sociales, ha provocado que la gran mayoría de la sociedad pierda, gracias a Internet, parte de su intimidad. Hoy en día todos tenemos un perfil en alguna red social, y no hay viaje, evento o situación especial que no queramos inmortalizar y compartir con nuestros amigos y conocidos, prácticamente si no lo compartimos en nuestro perfil es como si no hubiera ocurrido. Actualmente, no somos conscientes de lo que ocurre cuando subimos nuestras imágenes a las redes sociales.

Una de las prácticas más comunes es subir, publicar y compartir imágenes de menores en nuestros perfiles de Internet. Dicha práctica se ha normalizado sin tener en cuenta las graves consecuencias que conlleva.

Los padres, madres y tutores legales de los menores tenemos la obligación de cuidar y velar por ellos, y entre dicho deber está el de velar por su derecho al honor, intimidad y propia imagen reconocido en el art. 18 de nuestra Constitución. Dicho derecho se encuentra protegido por la ley de Protección de Datos, la Ley de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, la ley de protección jurídica del menor, etc., aunque de poco sirven las normas legales de protección si los propios responsables de las imágenes de nuestros menores no somos conscientes de lo que hacemos.

Cuando publicamos fotos nuestras o de nuestros hijos en perfiles sociales tendemos a creer que dicha imagen nos pertenece, la tenemos únicamente en nuestro perfil y sólo pueden acceder a ella las personas a las que otorguemos permiso, pero la realidad es que esto NO es así. ¿Cuántos nos hemos parado a leer las condiciones generales y de privacidad de las redes sociales que utilizamos sabemos con total seguridad y certeza el tipo de derechos de cesión que otorgamos a dichas compañías? Una vez que subimos nuestras imágenes, las mismas dejan de pertenecernos, se las regalamos a un tercero, total y absolutamente desconocido que puede hacer absolutamente lo que quiera con dicha imagen.

Muchos niegan dicho hecho. Piensan que al tener el perfil configurado sólo para sus “amigos” tienen control sobre las imágenes publicadas pero la realidad es bien diferente. Cuando publicas la imagen, tus amigos y conocidos pueden compartirla, de esta forma los amigos de tus amigos ya tienen acceso a ella, pero ¿y si además, su perfil es público? Todo el mundo tiene acceso ilimitado a la misma, además hay que tener en cuenta no sólo esta opción sino que además, aunque se tenga «prohibida» la descarga de imágenes propias siempre existe la posibilidad de realizar un pantallazo de la misma desde cualquier tablet, smartphone u ordenador.

La realidad es innegable. En cuanto subimos nuestras imágenes y de la nuestros hijos a cualquier red social perdemos el control sobre las mismas. Y aunque esta forma de vida en la que todos exhibimos nuestra intimidad cada día se encuentra más extendida debemos siempre ser conscientes de las consecuencias de ello, prestando especial atención a la imagen de nuestros menores la cual debemos proteger con sumo cuidado, ya que ellos no disponen de la capacidad de protegerse por sí mismos, lo que nos confiere no sólo como padres , sino como adultos una gran responsabilidad sobre la imagen de éstos en el mundo digital y su repercusión.

 

Almudena Olivera Romero| Abogada en López de Castro Abogados  

¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Anímate a dejarnos un comentario! 😉

Almudena en Linkedin: Almudena Olivera

Twitter: Almudena Olivera

 

 

 

No hay comentarios

Post A Comment