Recurrir la multa por el uso de detector de radares
17712
post-template-default,single,single-post,postid-17712,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Recurrir la multa por el uso de detectores de radares es viable.

recurrir-multa-detector-de-radares

23 Jun Recurrir la multa por el uso de detectores de radares es viable.

Resulta de sobra conocido que la Ley de Tráfico tipifica como infracción grave, entre otros, el uso de mecanismos que detecten los radares instalados en nuestras carretera, dicha infracción conlleva para los conductores una sanción de hasta 6.000€ y la pérdida de 6 puntos del carnet de conducir.

La multa habitual que los conductores reciben al respecto se debe a que la Guardia Civil detecta que un conductor tiene instalado en su vehículo un sistema de detección de radares, procediéndose inmediatamente, a interponer la sanción correspondiente. Ahora bien, dicha sanción es, cuanto menos discutible, tal como ha declarado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 8 de Segovia en una sentencia dictada el pasado 6 de junio.

El art. 65.4 g) de la Ley de Tráfico establece que es sanción grave:

“Conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como utilizar mecanismos de detección de radares o cinemómetros.”

Como vemos, de la literalidad de la norma sancionadora, las cuales, deben interpretarse de forma restringida, ya que constriñen derechos y libertades, establece que lo que está prohibido, y es una infracción grave del código de circulación, es el USO DE DISPOSITIVOS DE DETECCION DE RADADES O CINEMÓMETROS, pero NO su instalación en el vehículo.

O dicho de otro modo, el hecho de que un conductor tenga en su vehículo instalado un mecanismo de detección de radares no conlleva, por sí mismo, cometer la infracción tipificada por la Ley de Tráfico, sino que la administración sancionadora debe probar que el conductor que es sancionado ha utilizado el mecanismo de que se trate, toda vez que esa, y no otra, es la acción tipificada como infracción grave y sancionada como tal.

Esta resolución que atiende a la literalidad de la norma a fin de anular la sanción impuesta al conductor abre, claramente, un camino viable para el recurso de este tipo de sanciones, pues a la administración sancionadora le resulta difícil probar que dichos mecanismos de detección de radares han sido utilizados por los conductores.

Almudena Olivera Romero| Abogada en López de Castro Abogados

En Twitter: @AlmuOlivera

En Linkedin: Almudena Olivera

 

 

 

No hay comentarios

Post A Comment

X