Los préstamos personales también son deudas gananciales
16827
post-template-default,single,single-post,postid-16827,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Los préstamos personales también son deudas gananciales.

abogados-en-sevilla-divorcios

17 Feb Los préstamos personales también son deudas gananciales.

Uno de problemas más comunes que se suscitan respecto a la sociedad de gananciales es su composición, ¿qué se consideran bienes gananciales?; y sobre todo, ¿qué deudas son a cargo de la sociedad de gananciales, y por ende responsabilidad de ambos cónyuges?

El pasado 1 de febrero de 2016 la Sala delo Civil del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia, por la que declara el carácter de deuda ganancial y, por ello, responsabilidad de ambos cónyuges, de una serie de préstamos personales y cargos a cuenta de tarjetas de crédito, realizados únicamente por uno de los cónyuges entre los años 2005 y 2012 que ascienden a 215.800€.

En el presente caso el Tribunal Supremo resuelve un recurso interpuesto por la ex mujer alegando que dichos préstamos y cargos habían sido realizados exclusivamente por el ex marido sin su consentimiento, así como la falta de pruebas de que dichos préstamos hubieran sido destinados para atender a las necesidades familiares.

El Tribunal Supremo resuelve el citado recurso en contra de la ex mujer y la obliga a hacerse responsable de la mitad de las deudas contraídas por el ex marido durante el matrimonio, así como al pago de las costas devengadas en el procedimiento. La sentencia considera irrelevante el hecho de que las deudas fueran contraídas únicamente por unos de los cónyuges sin consentimiento del otro y recuerda que formando el matrimonio una sociedad de gananciales los gastos o deudas familiares deben ser asumidos por ambos cónyuges, desestimando las alegaciones realizadas por la ex mujer respecto a dichas deudas.

En definitiva, el Tribunal Supremo condena a la ex mujer a hacer frente a la mitad de la deuda generada durante el matrimonio por el ex marido que asciende a 215.800€, independientemente de que la citada deuda se adquiriese con o sin el consentimiento de ella, en tanto que la misma tiene carácter ganancial puesto que la ex mujer no ha acreditado el hecho de que dichas cantidades no se destinarán a gastos familiares.

Nos encontramos ante un caso que resulta bastante frecuente en la práctica, la asunción de préstamos y otro tipo de deudas por parte de uno de los cónyuges que a la hora de abonarlas serán a cargo de ambos cónyuges si el matrimonio se rige por el régimen de sociedad de gananciales. Para evitar esta situación los cónyuges deben tener como régimen económico matrimonial la separación de bienes o bien probar debidamente que dichos préstamos y deudas se generaron por uno de los cónyuges para sufragar gastos externos a la familia, pues de otro modo se considerarán en todo caso como deuda ganancial con la obligación de ambos cónyuges de abonarlas, respondiendo con todo su patrimonio, presente y futuro conforme lo establecido en el Código Civil.

Almudena Olivera Romero. Abogada en López de Castro Abogados

 

No hay comentarios

Post A Comment