Modificación de medidas que regulan la disolución matrimonial
16394
post-template-default,single,single-post,postid-16394,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La modificación de medidas que regulan los efectos de la disolución matrimonial.

divorcio-lopez-de-castro-abogados-sevilla

26 Nov La modificación de medidas que regulan los efectos de la disolución matrimonial.

Tras una separación o divorcio, se deben establecer una serie de medidas que regulen los efectos de la disolución matrimonial.

El contenido mínimo de estas medidas, viene establecido en el art. 90.1 del Código Civil; es decir, se deben adoptar medidas sobre:

a) El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.

  1. b) Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.
  2. c) La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.
  3. d) La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.
  4. e) La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.
  5. f) La pensión que conforme al artículo 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges”.

 

El propio art. 90.3 del Código Civil, posibilita la modificación de las medidas adoptadas sobre estas materias, pues es necesario que se puedan adaptar a los cambios normales que el trascurso del tiempo haya podido ocasionar.

Si bien, hasta hace muy poco estas medidas solo eran revisables, cuando se alterasen sustancialmente las circunstancias que motivaron su adopción. Este concepto jurídico indeterminado venía siendo interpretado por la doctrina, de una manera muy restrictiva, en el sentido de entender que únicamente podía tener lugar la modificación cuando hubiera situaciones nuevas, o imprevistas, o que no fueron tenidas en cuenta al establecer la medida cuya revisión se insta, y se tratase de una alteración trascendente, de relativa importancia que, además tuviera grado de permanencia y duración en el tiempo.

Con la nueva redacción del artículo 90 del Código Civil, se establece que estas medidas “podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio aprobado por el Juez, cuando así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o el cambio de las circunstancias de los cónyuges”.

En consecuencia, debemos entender que ya no se exige que el cambio sea especialmente trascendental ni que se sustente en circunstancias que no pudiesen haber sido previstas en el momento de adopción de las medidas. Esta nueva redacción de la norma, parece que abre un poco el estricto filtro que la jurisprudencia venía aplicando a la hora de acordar o no la modificación de medidas; lo cual permitirá que se flexibilice el régimen de las medidas adoptadas tras la separación o el divorcio, facultando que estas puedan adaptarse con mayor facilidad a los cambios normales que puedan acontecer.

Laura Isabel Machado Casas

Abogada en López de Castro Abogados. Especialista en derecho de familia

 

 

 

No hay comentarios

Post A Comment