He dado positivo en el control de alcoholemia: ¿Infracción o delito?
16519
post-template-default,single,single-post,postid-16519,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

He dado positivo en el control de alcoholemia: ¿Infracción o delito?

controles-alcoholemia-lopez-de-castro-abogados-sevilla

14 Dic He dado positivo en el control de alcoholemia: ¿Infracción o delito?

Son muchos los conductores que serán en esta temporada objeto de la campaña especial puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT), pero, ¿sabes  las consecuencias de sobrepasar en estos controles la tasa de alcoholemia permitida?

La Ley condena el consumo de alcohol al volante y, en función de la cantidad ingerida, lo tipifica como infracción o delito. La diferencia entre ambas es importante, ya no sólo porque a mayor cantidad de alcohol consumido más posibilidades de sufrir un accidente existen, sino también porque el delito tendrá un castigo más duro que la infracción.

Se tratará de una infracción administrativa cuando el resultado de la prueba de aire expirado el conductor se encuentre en la horquilla que va de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire a 0,60 mg/l. En ese tramo el conductor podrá ser multado por conducir bajos los efectos del alcohol y sancionado con la pérdida de puntos de carnet. En concreto, la multa por alcoholemia que nos encontraríamos sería una sanción económica de 500 euros si el resultado oscila entre 0,25 y 0,50 mg/l o de 1.000 euros si el resultado se encuentra entre 0,51 y 0,60 mg/l (por superar el doble de lo permitido) o si el conductor ya hubiera sido multado por alcoholemia en el año inmediatamente anterior por exceder la tasa permitida. A esta multa le acompañará la pérdida de 4 o 6 puntos de carnet que dependerá de si la tasa de oscila entre 0,25 y 0,50 mg/l o si esta es de 0,51 a 0,60 mg/l. No obstante, si eres un conductor novel con menos de dos años de antigüedad la horquilla se reducirá, y la multa por conducir bajo los efectos del alcohol se interpondrá desde los 0,15 a los 0,30 mg/l.

Se tratará sin embargo de un delito previsto en el art. 379 C.P. cuando se conduzca con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/l o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

Las consecuencias son por tanto graves, ya que el conductor pasará a ser detenido de forma preventiva y denunciado por un delito contra la seguridad del tráfico.

 La pena prevista para el que condujera un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas es de pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en todo caso supondría la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Además, no podemos olvidar que incurrir en este tipo de delitos puede llevar aparejada consecuencias mayores si al mismo se le suma la responsabilidad por un posible delito de conducción con temeridad, de homicidio o de lesiones de un tercero.

¿Te ha resultado interesante el artículo? Déjanos un comentario 😉

Si deseas más información acerca del tema llámanos al 954 546 455

María Navarro García. Abogada en López de Castro Abogados

 

 

 

No hay comentarios

Post A Comment

X