El derecho de indulto
16873
post-template-default,single,single-post,postid-16873,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

El derecho de indulto

abogados-en-sevilla

28 Mar El derecho de indulto

El derecho de indulto o de gracia aparece previsto expresamente en el artículo 62 de la Constitución Española donde se prescribe que no se concedan amnistías e indultos generales sino en virtud de una ley especial. Este mandato Constitucional encuentra su respuesta en la Ley de 18 de junio de 1870, de Reglas para el ejercicio de la Gracia de indulto, donde encuentra su regulación esta medida de gracia.

El indulto aparece así como una medida excepcional que por equidad, oportunidad o conveniencia exime al culpable de cumplir su pena. De ahí que aparezca prevista en el artículo 131 del Código Penal español como causa excepcional de extinción de la responsabilidad penal.

Esta medida de gracia, otorgada por el Rey en virtud de la facultad que le atribuye el art. 62 de la Constitución y concedida por el Consejo de Ministros previa propuesta del Ministro de Justicia, supone la remisión total o parcial de las penas de los condenados por sentencia firme. Lo anterior ha supuesto conceder al poder Ejecutivo la facultad de anular las decisiones adoptadas por los órganos judiciales.

La Ley prevé que el indulto se puede conceder a los reos de toda clase de delito, pudiendo ser de carácter total o parcial, si bien,  para que la petición de indulto sea reconocida será necesaria la concurrencia de varios requisitos:

  • Estar condenado por sentencia firme.
  • No ser reincidente en el mismo o en cualquier otro delito por el que hubiesen sido condenados por sentencia firme. Salvo que concurran los motivos previstos en el apartado (v).
  • Que no causen perjuicio a tercera persona o no lastime sus derechos (art. 15.1ª).
  • Que haya sido oída la parte ofendida, cuando el delito por el que hubiese sido condenado el reo fuere de los que solamente se persiguen a instancia de parte (art. 15.2ª).
  • En caso de indulto total, en el caso de existir a su favor razones de justicia, equidad o utilidad pública, a juicio del Tribunal sentenciador (art. 11)

Por el indulto vuelve el delincuente a adquirir los siempre importantes derechos de que le había privado justamente la sentencia, de ahí que la decisión del indulto sea por su naturaleza irrevocable. No obstante, esta decisión, de naturaleza discrecional, podrá ser impugnada ante el Tribunal Supremo por no haberse adecuado a los aspectos reglados para su concesión.

Especial mención merece el indulto concedido por razón del  Real Decreto 1668/2012 mediante el cual se sustituyó por una pena de multa la condena a 13 años de cárcel impuesta al kamikaze Ramón Jorge Ríos Salgado.Esta decisión, adoptada por el Consejo de Ministros, y que no puede ser revocada, fue impugnada por la familia del fallecido ante el Tribunal Supremo, el cual aunque no puede extender su control al núcleo esencial de la decisión de indultar o no, podrá exigir al Ejecutivo la justificación de las razones de justicia, equidad o utilidad pública que por disposición legal se exigen para su concesión, como así ocurrió en el presente caso.

En la actualidad, los indultos concedidos para el año 2016 ascienden a 13 según los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado del pasado 19 de marzo, no obstante, las cifras aumentan hasta un total de 10.512 indultos concedidos en España desde 1996:

Sin título

María Navarro García. Abogada en López de Castro Abogados

@marvangar

 

No hay comentarios

Post A Comment

X