La contratación de servicios informáticos
16976
post-template-default,single,single-post,postid-16976,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La contratación de servicios informáticos: Regulación.

abogados-para-la-contratación-de-servicios-informáticos

16 May La contratación de servicios informáticos: Regulación.

Un símil de la idea que con este post quiero transmitir sería que la Tecnología sería un AVE mientras que la regulación de la misma un ALVIA, es decir, el Derecho se encuentra ralentizado en ciertos tramos en los que la tecnología innova y coge impulso.

Prueba de todo lo anterior es la falta de disciplina jurídica en la contratación que afecta a productos y servicios informáticos, cuya consecuencia última descarga la función reguladora en las partes contratantes, que serán quienes tienen un amplio margen en disciplinar el contrato que les une, si bien sin dejar atrás los fundamentos más básicos de nuestro sistema de derecho contractual.

En este tipo de contratos, a pesar de ser atípicos, también encontramos dos partes, a saber: proveedores y usuarios. Los primeros serán los que “vendan” el servicio y los segundos los que deseen adquirirlo. Los contratos informáticos son aquellos cuyo objeto va a estar intrínsecamente relacionado con un producto o servicio informático, ya sea de hardware o de software. Así, y a modo de ejemplo, encontraremos contratos cuyo objeto sea la compraventa o arrendamiento de equipos informáticos, mientras que en otros, lo que se adquiere es intangible: un diseño web, un servicio de hosting, un mantenimiento correctivo de un programa de gestión, etc. Aunque no es de olvidar, que si bien el objeto típico, material o inmaterial, está formado por bienes o servicios informáticos, necesariamente el servicio de asesoramiento va a estar a cargo, aun indirectamente, de una persona (p.ej. los servicios técnicos asistidos, que se encargan de los problemas más comunes que el propio bien o servicio tenga, solo implicando el factor humano cuando la asistencia técnica virtual no da solución al problema que el usuario plantea).

Como clave o resorte de dichos contratos encontramos sus obligaciones y prestaciones, los cuales estarán supeditadas por la protección material de la información y datos que sean objeto de tratamiento, así como el secreto y confidencialidad de las mismas, cuya brecha o incumplimiento podrá acarrear responsabilidades bien de tipo contractual –si las partes así lo han querido regular–, bien de tipo extracontractual, por los daños y perjuicios ocasionados con la actitud negligente del infractor.

Aunque y no obstante, podemos afirmar que el Derecho avanza; no con el apresto que el sector requiere, pero sí con la disposición de querer otorgar mayor seguridad jurídica al futuro; prueba de ello es la reciente aprobación del Reglamento Europeo de Protección de Datos y el impacto del nuevo EU-U.S. Privacy Shield en las transferencias de datos a EE.UU., cuya finalidad es dotar de mayor protección al intangible constituido por los datos personales de todos aquellos usuarios que los prestan a proveedores que no tienen coto legal alguno para no transmitirlos (por la referida falta de regulación).

Queda mucho por hacer, y lo que ya se ha hecho no es del todo satisfactorio, seremos todos los que en el día a día practicamos el Derecho los que demos con la forma de avanzar junto con la Tecnología y la Innovación.

Juan Carlos Guerrero Marín | Abogado

López de Castro Abogados.

es.linkedin.com/in/juancarlosguemar

@juaguemar

 

Abogados para problemas con servicios informáticos

No hay comentarios

Post A Comment