Consejos para una compra online segura.
16555
post-template-default,single,single-post,postid-16555,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Consejos para una compra online segura.

compras-seguras-online-lopez-de-castro-abogados

22 Dic Consejos para una compra online segura.

En la actualidad, y aún más en estas fechas, las compras online aumentan exponencialmente, y con ellas los peligros de las mismas. Debemos tener cuidado con las compras online las cuales resultan sencillas, fáciles y ágiles, pero no podemos olvidar que si queremos evitar estafas y abusos debemos poner atención y precaución al realizar las mismas.

Las grandes ventajas del comercio electrónico son: la libertad horaria, el acceso al mercado mundial, grandes ofertas, comodidad, rapidez y agilidad. Ahora bien, al igual que existen ventajas también existen desventajas, que conllevan un riesgo para el consumidor que puede ver afectados sus derechos.

En este post se pretende dar consejos prácticos para poder realizar compras online de la forma más segura posible e intentar evitar los riesgos que todos sabemos que conlleva el comercio electrónico.

En primer lugar, es aconsejable que realicemos las compras online desde un dispositivo tecnológico seguro. Actualmente, cada vez aumentan más las compras a través de los Smartphone aunque la mayoría de los mismos no se encuentran protegidos o están, sin percatarnos, infectados con virus informáticos que pueden recoger información confidencial al realizar las compras online y remitirla a terceros que pueden utilizarla de forma fraudulenta.

El primer paso para realizar una compra online segura es asegurarnos que el dispositivo desde el que lo hacemos también lo es.

En segundo lugar, debemos evitar las compras de forma compulsiva y examinar antes de formalizar la compra los datos del vendedor online.

Existen indicios que ayudan al consumidor a prever la calidad de los productos o servicios que el vendedor proporciona. En este ámbito, resulta imprescindible recopilar la información del vendedor online, la cual en nuestro país, en virtud de lo establecido en la Ley 32/2002, debe constar en toda web que comercialice online. Concretamente, la web debe contener:

-El nombre o denominación social.

– El Número de Identificación Fiscal.

– La residencia, domicilio o dirección de alguno de sus establecimientos permanentes en España.

– Dirección de correo electrónico u otro dato que permita una comunicación directa y efectiva con la empresa.

– Los datos de su inscripción en el Registro Mercantil.

Además, debemos cerciorarnos que la empresa ofrece sus productos o servicios donde queremos recibir los mismos, pues existen vendedores online que tienen limitaciones geográficas.

En este ámbito, una práctica común es el llamado “Phisihing” que consiste en mensajes falsos que reciben los usuarios que parecen de sitios webs oficiales (como entidades financieras o empresas de confianza). Para evitar esta estafa lo mejor es acceder a las webs de forma directa escribiendo la dirección de que se trate en la barra del navegador y nunca a través de los enlaces.

Debemos examinar detenidamente la política de privacidad de la empresa, que nos describe el tratamiento que la misma realiza de los datos personales que recopila. En virtud de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante LOPD), dichos datos personales solo pueden ser utilizados para el fin que fueron recabados, sin que puedan ser cedidos a terceros sin consentimiento expreso del interesado, además debe existir a disposición del cliente un medio sencillo y gratuito para ejercitar los derechos de acceso, rectificación cancelación u oposición.

Para asegurarnos de la confianza y fiabilidad del vendedor, además, podemos buscar información facilitada por otros clientes que han contratado con el mismo. Existen comunidades online que recopilan opiniones de los consumidores e información actualizada sobre precios y servicios ofrecidos por los comerciantes a sus clientes que pueden ser de gran utilidad para realizar nuestra compra online de forma segura.

Otra herramienta para corroborar la fiabilidad del vendedor online es comprobar si el mismo se encuentra adherido a un sello de confianza de comercio electrónico. El Instituto Nacional de Consumo ha promovido el Distintivo Público de Confianza en Línea” que identifica aquellos prestadores de servicio de comercio electrónico que voluntariamente se adhieren y respetan unos códigos de conducta de ámbito nacional fijados por el Estado que respetan los derechos de los consumidores.

No solo hay que corroborar que se estos sellos se encuentran en la web, sino que al pinchar encima del mismo nos debe desplegar las condiciones de dicho sello, donde podremos verificar exactamente qué códigos de conducta respeta dicho vendedor, pues resulta otra práctica común de las webs fraudulentas insertar una imagen de los sellos de confianza online más comunes y mejor valorados cuando realmente no lo tienen otorgado puesto que no se han adherido a los códigos de conductas pertinentes.

En tercer lugar, debemos examinar de forma pormenorizada la oferta seleccionada, pues debemos tener presente que el precio del producto puede variar aumentando el coste de nuestra compra, resultando necesario corroborar si el precio tiene añadido los impuestos que le resulten de aplicación –I.V.A-; los costes de envío, los posibles costes de devolución, etc.

El consumidor, antes de formalizar la compra tiene derecho a conocer el coste final del producto adquirido de forma detallada.

Además, de las condiciones económicas, debemos observar atentamente la descripción del producto que debe detallar todas las características del mismo; resultando una práctica aconsejable comparar la descripción de la web donde vamos a adquirir el producto con la descripción de la web del fabricante del mismo, para asegurarnos que el producto que vamos a adquirir es realmente el que atiende a nuestras expectativas como consumidor.

El cuarto paso fundamental para realizar una compra online segura es comprobar las condiciones de la contratación. El consumidor tiene derecho a recibir las condiciones de la contratación y poder guardarlas e imprimirlas, siendo requisito necesario para la formalización del contrato.

Estas condiciones suelen contener las condiciones y métodos de pago aceptados por el vendedor, los plazos de entrega, gastos de envío, forma y gastos de devolución, y otros derechos y garantías.

Por último, confirmaremos la compra  que supondrá la aceptación de todos los términos y condiciones facilitador previamente.

Antes de la confirmación de la compra, en este último paso, debemos revisar el ticket de compra o factura, que nos mostrará resumidamente el producto que vamos a adquirir y el precio total, incluyendo en el mismo impuesto, gastos de envío, etc.

En este momento, además el consumidor puede volver hacia atrás y modificar algún error existente en los datos e incluso anular la compra.

Seguidamente realizaremos el pago, que según la web podrá ser con tarjeta de crédito, de débito, transferencia bancaria, contra-reembolso, domiciliación, intermediarios, etc.

Por último, formalizaremos la compra teniendo el vendedor la obligación de confirmar al comprador que ha recibido la aceptación de la compra utilizando para ello la web, donde el consumidor podrá guardar e imprimir un resumen de la transacción, realizando un envío de acuse de recibo por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente. Toda esta información resulta recomendable guardarle e imprimirla como comprobante de la operación realizada.

 

 

No hay comentarios

Post A Comment

X