¿Es legal la grabación de un trayecto a bordo del coche? 
17825
post-template-default,single,single-post,postid-17825,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Las «Dashcam» o Cámaras a bordo del coche: ¿Legales o Ilegales?

camaras-a-bordo-del-coche

27 Jul Las «Dashcam» o Cámaras a bordo del coche: ¿Legales o Ilegales?

¿Qué son las “Dashcam”, o las cámaras “Onboard”?

Este nuevo sistema, es poco conocido por algunos conductores, pero cada vez se está extendiendo más por nuestro país. Las dashcams, son aquellos dispositivos de grabación pegados al parabrisas del coche y que registran lo sucedido durante el trayecto realizado por el conductor. Es palpable, la influencia que recibimos de los países del norte de Europa, donde el uso de este tipo de dispositivos, es habitual y utilizado como prueba fundamental en las infracciones viales o como defensa ante un Tribunal en casos de litigios con las aseguradoras, entre otros. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que el sistema legislativo propio de estos países, como es el caso de Rusia, ya que allí es obligatorio que tu coche esté dotado con una cámara de este tipo para prevenir fraudes e infracciones, no es igual que el que tenemos en España.

Debemos tomar en cuenta que la acción de grabar en sí misma es completamente legal, el problema surge cuando lo que grabamos constituye un “dato de carácter personal”. Aquí entra en juego la llamada Ley Orgánica 15/1993, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal que, junto con el Real Decreto 1720/2009 de 21 de diciembre. La LOPD define el concepto de dato de carácter personal como cualquier tipo de información correspondiente a una persona identificada o identificable, así pues, podríamos plantearnos en un primer momento que si instalamos una cámara en el parabrisas de nuestro coche, no estaríamos violando la Ley de Protección de Datos debido a que solo recogemos imágenes o vídeos de la carretera, sin entrar en la grabación o captación de personas físicas. Sin embargo, la normativa europea aclara que se considera identificable a cualquier persona “cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, en particular mediante un número de identificación o uno o varios elementos específicos, de acuerdo con lo establecido por la normativa comunitaria.

De esta manera, queda claro que la matrícula de un coche es un elemento a través del cual podemos determinar indirectamente la identificación de un conductor. Por lo tanto, al igual que la imagen directa de una persona, la fotografía o vídeo de la matrícula de un coche es un dato de carácter personal, cuyo tratamiento se encuentra bajo la protección y límites marcados por la LOPD.

¿Cuáles son estos límites? ¿Qué principios marcan el tratamiento de estos datos? Debemos destacar dos principios fundamentalmente:

  • El principio de información de la recogida de tales datos;
  • y el principio de consentimiento inequívoco del afectado.

Por lo tanto, para que el uso y tratamiento de los datos recogidas por las cámaras “onboard” fueran legales, deberíamos llevar en nuestro coche un cartel que informara sobre la existencia de esa cámara y de la recogida de datos, y recabar el consentimiento de todas las personas que grabemos, coyuntura tremendamente complicada de llevar a cabo.

Aun cuando la Ley marca excepciones en cuanto al principio de consentimiento, no se encuentran entre ellas la recogida de datos personales con fines de vigilancia y seguridad. Al revés, para entablar una mayor protección de la intimidad de las personas, la Ley marca que el establecimiento de cámaras con fines de vigilancia en espacios privados, no podrá en ningún caso filmar o captar imágenes de espacios públicos. Por lo tanto, aún cuando alegásemos el motivo de la seguridad y el control vial, no podríamos grabar la carretera, ya que constituye un espacio público.

En definitiva, que la toma y el tratamiento de imágenes o vídeos recabados a través de este tipo de cámaras colocadas en nuestros vehículos no es legal, y, por supuesto, tales documentos gráficos no servirían como prueba ante un Tribunal. Esta férrea protección viene causada por una contraposición de derechos y libertades muy clara, en la que el derecho a la intimidad personal y familiar y el derecho al honor del sujeto grabado se ponen por encima.

¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Anímate a dejarnos un comentario con tu opinión! 🙂

 

Escrito por: Pablo Aros Amaya |Abogado en López de Castro Abogados

Pablo en Twitter: Pablo Aros Amaya

Pablo en Linkedin: Pablo Aros Amaya

2 Comments
  • Jose Luis
    Publicado a las 08:27h, 28 julio Responder

    Buen articulo. Entonces, cuando la DGT utiliza imagenes grabadas desde el interior del vehiculo (subidas a youtube o en otras redes sociales) para sancionar a determinadas personas que «presumen» de ir a X velocidad o de realizar conductas indebidas, debemos entender que tampoco es validad esa prueba ¿no?

    • Pablo Amaya
      Publicado a las 11:31h, 29 julio Responder

      Buenos tardes José Luis:
      La utilización por la policía de los vídeos que se encuentran colgados en las redes sociales, sí es válido. Puede parecer un poco contradictorio, pero esto ocurre debido a que los cuerpos de seguridad, tienen la obligación ante el conocimiento de la comisión de un ilícito penal, de abrir Diligencias.
      Realmente lo que nos encontramos aquí es una controversia jurídica: ¿Qué prima más, el orden público o el del “habeas data” que se desprende del derecho a la intimidad?
      Es una respuesta complicada, ya que debe ser la autoridad juzgadora (bien un Juez en materia de delito, bien la alcaldía o de quien sea competente) quien vaya a ponderar que el orden público prevalece por encima del derecho a la intimidad de los datos de las personas, por lo tanto, aquí lo establecido por la LOPD, se deja al margen, a criterio subjetivo de dicha persona.
      Pero claro, debemos entender que esta circunstancia es distinta, ya que en una situación estamos ante un conflicto entre dos particulares, y en la otra en la actividad de la Policía.
      De igual modo, es necesario tener en cuenta, que la propia la legislación española permite la cesión de este tipo de imágenes a los cuerpos de seguridad, esto significa que plataformas como Youtube, Facebook… tienen la obligación de colaborar con estos cuerpos y dar la información necesaria sobre el autor del vídeo, sin que el particular que ve vulnerado su derecho a la intimidad, pueda denunciar a dichas plataformas por conceder estos datos personales.

      Si sigues teniendo dudas, no dudes en hacérnoslas llegar.
      Un saludo.

Post A Comment