El autónomo dependiente | López de Castro Abogados Sevilla
16504
post-template-default,single,single-post,postid-16504,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

El autónomo dependiente

autonomo-lopez-de-castro-abogado-sevilla

03 Dic El autónomo dependiente

¿Qué es un autónomo dependiente?

Los trabajadores autónomos económicamente dependientes son aquéllos que realizan una actividad a título lucrativo y de forma habitual, para una persona denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos.

¿Qué requisitos debe reunir un autónomo dependiente? 

a) No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros. Salvo: riesgo durante el embarazo, maternidad, paternidad, por cuidado de menores, por tener a su cargo un familiar en situación de dependencia o con una discapacidad.

b) Disponer de infraestructura productiva y material propios, necesarios para el ejercicio de la actividad e independientes de los de su cliente, cuando en dicha actividad sean relevantes económicamente.

d) Desarrollar su actividad con criterios organizativos propios.

c) Percibir una contraprestación económica, de acuerdo con lo pactado con el cliente.

¿Cómo se formaliza el contrato y se reconoce ante la administración?

Solicitando al cliente la formalización de un contrato de trabajador autónomo económicamente dependiente a través de una comunicación fehaciente. En  caso de que el cliente se negase a la formalización del contrato o cuando transcurrido un mes no se hubiese formalizado el contrato, el trabajador autónomo podrá solicitar el reconocimiento de la condición de trabajador autónomo económicamente dependiente ante los órganos jurisdiccionales del orden social.

El contrato tendrá que ser registrado en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal correspondiente, en el plazo de los diez días hábiles siguientes a su firma, comunicando al cliente dicho registro en el plazo de cinco días hábiles siguientes al mismo. Además de la cobertura de la incapacidad temporal, tiene que incorporar obligatoriamente la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, la cual tiene que contratar obligatoriamente con una Mutua.

 El contrato tendrá la duración que las partes acuerden, pudiendo fijarse una fecha de término del contrato o remitirse a la finalización del servicio determinado.

Cuando el contrato no se formalice por escrito o no se hubiera fijado una duración o un servicio determinado, se presumirá, que el contrato ha sido pactado por tiempo indefinido.

Jornada  profesional.

El trabajador autónomo económicamente dependiente tendrá derecho a una interrupción de su actividad anual de 18 días.

Mediante contrato individual o acuerdo de interés profesional se determinará el régimen de descanso semanal y el correspondiente a los festivos, la cuantía máxima de la jornada de actividad y, en el caso de que la misma se compute por mes o año, su distribución semanal.

Extinción del contrato:

La relación contractual entre las partes se extinguirá por alguna de las siguientes circunstancias:

a) Mutuo acuerdo de las partes.

b) Causas válidamente consignadas en el contrato.

c) Muerte y jubilación o invalidez incompatibles con la actividad profesional,

d) Desistimiento del trabajador autónomo económicamente dependiente.

e) Voluntad del trabajador autónomo económicamente dependiente, fundada en un incumplimiento contractual grave de la contraparte.

f) Voluntad del cliente por causa justificada, debiendo mediar el preaviso estipulado o conforme a los usos y costumbres.

Incumplimiento del contrato e indemnización:

Cuando la resolución del contrato se produzca por incumplimiento contractual de la otra parte, quien resuelva el contrato tendrá derecho a percibir la correspondiente indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Cuando la resolución del contrato se produzca por voluntad del cliente sin causa justificada, el trabajador autónomo económicamente dependiente tendrá derecho a percibir la indemnización prevista.

Si la resolución se produce por desistimiento del trabajador autónomo económicamente dependiente, y sin perjuicio del preaviso previsto en el párrafo, el cliente podrá ser indemnizado cuando le ocasione un perjuicio importante que paralice o perturbe el normal desarrollo de su actividad.

Cuando la parte que tenga derecho a la indemnización sea el trabajador autónomo económicamente dependiente, la cuantía de la indemnización será la fijada en el contrato individual o en el acuerdo de interés profesional que resulte de aplicación. En los casos en que no estén regulados,  se tomarán en consideración, entre otros factores, el tiempo restante previsto de duración del contrato, la gravedad del incumplimiento del cliente, las inversiones y gastos anticipados por el trabajador autónomo económicamente dependiente vinculados a la ejecución de la actividad profesional contratada y el plazo de preaviso otorgado por el cliente sobre la fecha de extinción del contrato.

Cecilio Martínez Castellano. López de Castro Abogados.

Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajador Autónomo

¿Quieres saber más? Llámanos al 954 546 455 o visita el enlace: autónomo dependiente

Si te ha resultado interesante el artículo, por favor déjanos un comentario, te lo agradeceríamos 😀

No hay comentarios

Post A Comment