Adiós al libro de visitas en la inspección de trabajo
17891
post-template-default,single,single-post,postid-17891,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Adiós al libro de visitas en la Inspección de Trabajo

libro-de-visitas-inspección-trabajo

27 Sep Adiós al libro de visitas en la Inspección de Trabajo

Una de las mayores reivindicaciones de las empresas, y autónomos, de nuestro país, es la reducción de los trámites administrativos y burocráticos que limitan la actuación empresarial, y además suponen un elevado coste.

En aras de evitar trámites burocráticos innecesarios el Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicó el pasado 12 de septiembre de 2016 una Orden Ministerial, por la que, en cumplimiento de la Ley 23/2015, de 21 de julio, procede a eliminar completamente la obligación legal que las empresas tenían, desde los inicios de la Inspección de Trabajo hace 110 años, de tener, siempre a disposición de la inspección de trabajo el conocido como “Libro de Visitas”, en el cual, se recogían todas las inspecciones laborales que había sufrido la empresa y su resultado.

Este “libro de visitas” que inicialmente era en papel, fue adaptado a la nueva época tecnológica pasando a ser electrónico, teniendo las empresas la obligación de conservar los resultados de las inspecciones de trabajo en dicho libro. El fin de dicha obligación legal era que cualquier inspección de trabajo pudiera corroborar el resultado de las inspecciones anteriores, pero dicho fin, además de suponer una serie de gastos para las empresas carecía de todo sentido, puesto que dicho libro contenía las diligencias que la propia inspección emite, de modo que debe obrar en los archivos de la administración competente.

La inspección de trabajo, como hasta ahora, deberá emitir, conforme el modelo facilitado en la Orden Ministerial, una diligencia con el resultado de la inspección, especificando las materias o aspectos examinados, así como las incidentes detectadas y los requerimientos que se realicen al empresario, la cual deberá ser conservada, por la administración por un plazo de 5 años, trasladándose así las obligaciones empresariales a la administración, a fin de evitar gastos y costes innecesarios para nuestros empresarios y autónomos.

Esta medida ha tenido una gran acogida en el sector estimándose que producirá un ahorro de unos 700 millones de euros.

Almudena Olivera Romero | Abogada en López de Castro Abogados Sevilla

Almudena en Linkedin

Almudena en Twitter

No hay comentarios

Post A Comment