El acoso telefónico por impago de facturas
16936
post-template-default,single,single-post,postid-16936,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

El acoso telefónico por impago de facturas

abogados-en-sevilla-acoso-telefónico-impago-facturas

19 Abr El acoso telefónico por impago de facturas

Son muchas las personas que se ven diariamente sometidas al acoso de empresas de gestión de recobros por impago de facturas de telefonía móvil; por ello vemos necesario informar de los puntos a tener en cuenta sobre este tipo de situaciones.
¿Le suena la siguiente situación de hostigamiento?
-Llamadas constantes y reiteradas en diferente tramo horario del día, sin importar el día de la semana.
-Primera llamada amable en la que los gestores de cobro que te requieren de pago mediante pago con tarjeta o ingreso bancario.
-Gestores que se vuelven bordes y mal educados tras no atender el pago requerido en la primera llamada; en incluso llegan a amenazar a los clientes con el aumento de intereses, con la no domiciliación de ningún recibo más… etc.
-Amedrantan a familiares, vecinos y conocidos de las personas que son supuestas titulares de la deuda que se reclama.
En primer lugar, hemos de indicar que gran parte de dicho hostigamiento está directamente vinculado al tratamiento de datos personales; y, en segundo lugar, hemos de indicar que está permitido la compra de deuda por empresas de recobro a las compañías telefónicas, por eso deja de llamar la empresa que nos da ese suministro, y es una empresa ajena quien está intentando la recuperación del importe de dicha factura no abonada.
La disparidad de situaciones que se dan en estos casos va desde facturas que se han computado no abonadas, cuando han sido puntualmente satisfechas, hasta importes indebidamente facturados que nada tiene que ver con el servicio contratado. Y, en muchos otros casos, no existe la deuda que nos reclaman por haber prescrito. En este sentido hemos de tener presente lo que el art. 1.973 del Código Civil estipula: «La prescripción de las acciones se interrumpe por su ejercicio ante los Tribunales, por reclamación extrajudicial del acreedor y por cualquier acto de reconocimiento de la deuda por el deudor». Es decir, que para que se entienda aún reclamable dicha deuda el acreedor (compañía telefónica o empresa de recobro) ha debido requerir fehacientemente al supuesto deudor, bien extrajudicialmente bien mediante la interposición de demanda en reclamación de tal cantidad. A la vez dicho precepto ha de ser interpretado en conexión con los arts. 1966.3 y 1967.3, y ello por que ni la jurisprudencia ni la doctrina es unánime a la hora de establecer definitivamente si la deuda derivada de suministros prescribe a los tres o a los cinco años; en todo caso, en períodos posteriores no podrá reclamarse importe alguno.
No obstante, la prescripción no es un hecho automático, sino que ha de ser probado por el deudor, quien habrá de determinar que desde el día en el que empezó a correr dicho plazo el acreedor no ha ejercitado fehacientemente la reclamación que intenta telefónicamente.
Varios de nuestros clientes han acudido a nosotros para asesorarse sobre este tipo de acoso al que se ven sometidos, ¿vas a dejar que no cesen las llamadas y esa persecución constante? En López de Castro Abogados abogamos por tu tranquilidad.

Juan Carlos Guerrero Marín | Abogado
López de Castro Abogados.

es.linkedin.com/in/juancarlosguemar

@juaguemar

No hay comentarios

Post A Comment