Abuelos y nietos: Obligaciones de pago de alimentos y exenciones.
17934
post-template-default,single,single-post,postid-17934,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

Los abuelos y el cuidado de nietos: Alimentos y gastos extraordinarios.

abogados Sevilla, abogado laboralista Sevilla, colegio de abogados, abogado divorcio Sevilla, divorcio express, herencias en Sevilla, divorcio Sevilla, web de abogados, abogacía,despachos de abogados en Sevilla, abogado penalista, honorarios abogados, abogados criminalistas, despacho jurídico, bufete jurídico, despachos abogados Sevilla, abogados preferentes, abogados de divorcio, abogados divorcio, abogado comercial, bufete abogados, abogados derecho penal, abogados matrimonialistas, abogado administrativo, bufete abogados Sevilla, web abogados, despacho de abogados Sevilla, abogada penalista, abogados de trabajo, penalista, abogados on line, abogado trabajo, páginas web de abogados, marketing jurídico, busco abogado, despacho penal, consultas laborales, abogados penalistas famosos, abogados derecho laboral, abogados para divorcio, marketing para abogados, abogados por teléfono, abogado familiar, firmas de abogados, despacho laboral,abogados

11 Oct Los abuelos y el cuidado de nietos: Alimentos y gastos extraordinarios.

La disyuntiva de los alimentos a favor de los hijos menores, en los últimos años de crisis económica, está provocando un avance jurisprudencial significativo en la materia.

Muchos progenitores separados o divorciados judicialmente, ante la falta de medios económicos, han desatendido sus obligaciones de pago de la pensión alimenticia y gastos extraordinarios de los hijos establecidas en la sentencia judicial firme de divorcio, separación o regulatoria de medidas paterno-filiales. Esta situación hace recaer todos los gastos generados por los hijos en el otro progenitor, el cual, puede encontrarse ante la misma, o aún peor, situación de necesidad que el progenitor obligado al pago de la pensión alimenticia. Por ello, en estos casos de necesidad de los menores, que no pueden ser atendidos por ninguno de sus progenitores entra en juego la obligación legal, reconocida en nuestro Código Civil de alimentos entre parientes, siendo los obligados al alimento de dichos menores los abuelos de éstos (padres de los progenitores en situación de necesidad).

Esta obligación legal se encuentra reconocida en el art. 142 y siguientes de nuestro Código Civil –en adelante CC-, pudiendo reclamarse judicialmente. Los progenitores en situación de necesidad deberán interponer demanda contra los abuelos, maternos y paternos, de los menores a fin de por el Juzgado se fije una pensión de alimentos a favor de los hijos a cargos de éstos.

Esta pensión de alimentos entre parientes debe ser proporcional entre las necesidades de los menores y la economía de los abuelos (art. 146 CC). Para ello, la jurisprudencia tiene en cuenta:

  • las necesidades de los menores, atendidas la edad de los mismos y su situación personal, es decir, las necesidades de un niño de 9 años de edad, por ejemplo, escolarizado en un colegio público, sin problemas sanitarios, distan de un niño de 9 años de edad con alguna discapacidad.
  • La capacidad económica de los abuelos se examina atendiendo, no solo a los ingresos y patrimonio de éstos, sino también a las cargas económicas que deben hacer frente. De este modo, la pensión se fijará ponderando por el Juzgado la capacidad económica de los abuelos maternos y paternos, de modo que cada uno de ellos deberá abonar una cuantía dependiendo de sus circunstancias.

Resultando claro el deber legal de prestar alimentos entre parientes, el problema deviene a la hora de determinar qué se considera alimentos, y más aún, cuando el necesitado de alimento es menor de edad.

Nuestro Tribunal Supremo ha analizado la cuestión en su sentencia 120/2016, de 2 de marzo, y ha realizado una interpretación bastante restringida del concepto de alimentos que un pariente debe prestar a otro, pese a que éste sea menor de edad, y lo ha diferenciado claramente de la pensión de alimentos debida por los progenitores hacia sus hijos.

Concretamente, nuestro Tribunal Supremo ha concluido, realizando una interpretación literal del art. 142 CC, que el alimento legalmente exigible entre parientes (abuelos nietos, por ejemplo), únicamente incluye lo indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, educación e instrucción de los menores.

Por ello, el tribunal concluye que los gastos extraordinarios de los menores no se incluyen en la pensión de alimentos que los parientes, diferentes a sus progenitores, deban abonar a los menores en caso de que los progenitores no puedan hacer frente al mantenimiento de los hijos.

De esta forma, en caso de solicitar judicialmente la pensión de alimentos a parientes diferentes a los progenitores, por ejemplo a los abuelos, debemos tener en cuenta, que conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, dicha pensión NO incluye gastos extraordinarios, de modo que a fin de acreditar las necesidades de los menores, tendremos que justificar sus gastos incluyéndolos en las categorías de: sustento, habitación, vestido, asistencia médica, educación e instrucción de los menores.

En conclusión, la pensión alimenticia debida de los padres a los hijos incluye los gastos extraordinarios de éstos últimos (art. 93 CC), mientras que la pensión de alimentos debida entre parientes diferentes a padres respecto a sus hijos (art. 142 CC), no incluye los gastos extraordinarios.

Almudena Olivera Romero | Abogada en López de Castro Abogados Sevilla

Saber más de Almudena en Twitter

Saber más de Almudena en Linkedin

 

Abogados en Sevilla, despacho de abogados en Sevilla, abogados expertos en familia y menores.

 

No hay comentarios

Post A Comment

Nueve − dos =

X